Vivir deprisa.

 

Vivimos en un mundo cada vez más acelerado, programamos nuestros días para que nos dé tiempo a hacer todo aquello que tenemos previsto. Aun así, a menudo tenemos la sensación de que el tiempo se nos escapa sin estar aprovechándolo.

¿Por qué vivimos tan deprisa? Aunque cumplamos todas nuestras expectativas sobre un día, se nos ocurrirá otra cosa para llenar nuestro tiempo. Hasta el ocio se convierte en algo programado, sin dejar paso a la espontaneidad.

En este contexto tan acelerado es difícil procesar y seleccionar toda la información que nos llega desde el exterior, no tenemos tiempo para pararnos a pensar acerca de lo que vemos o escuchamos, simplemente aceptamos.

Quizá toda esta prisa no sea más que un intento por evitar cualquier instante que invite a la reflexión. Quizá nos sentemos delante de la televisión para evitar que nuestros pensamientos fluyan y cuestionen aquello que tenemos por nuestras creencias y convicciones.

Sí, es más cómodo dejarse llevar que plantearnos si queremos ir a donde se nos lleva.

Rosanna.

Etiquetas: ,

Una respuesta to “Vivir deprisa.”

  1. Nano Says:

    profundo, reflexivo, me ha gustado mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: