Optimismo en las sociedades.

La cultura de un país puede incidir, aunque de manera sutil, en la tendencia de los individuos hacia el optimismo o el pesimismo. Numerosas investigaciones multinacionales llevadas a cabo entre 1975 y 1998 demostraron que, si bien es cierto que el grado de optimismo de una población está relacionado con su tasa de empleo y su renta per cápita, es el grado de libertad y democracia de un determinado país el factor que inclina la balanza del optimismo o el pesimismo en los habitantes del mismo.

El pesimismo está latente en aquellas sociedades antidemocráticas donde el individuo está enteramente al servicio del Estado y de la persona que esté al frente de él, ya que en estos países los individuos sienten continuamente la frustración de no ver satisfechas las necesidades de libertad, justicia y seguridad.

Rosanna.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: